PERO QUE NOVIAS
Ver Web
4737040 - Bogotá
 
CALZADO CLARIC
2495382 - Bogotá
ZAPATOS GALA
Ver Web
6105670 - Bogotá
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Generalmente se piensa tarde en los zapatos de boda y eso es todo un error. La elección de los zapatos que llevarás el día de tu matrimonio, es muy importante. Aparte de ir acorde con el traje, éstos también deben ser cómodos, pues de no ser así marcarán parte de tu día: si te duelen los pies por incomodidad, la boda se convertirá en un verdadero suplicio. Elegir bien tu par de zapatos es, pues, primordial.

Cuatro son los aspectos determinantes que debemos tener en cuenta: qué estilo es el que nos gusta, qué tipo de zapato convendrá a nuestro vestido o traje, qué altura deseamos llevar y dónde podemos encontrar esos zapatos de ensueño. Incluso si llevas un vestido muy largo, tus zapatos se van a ver cuando te muevas. Por tanto, los zapatos tienen que ir perfectamente acordes con el traje. Para encontrar el par de zapatos más apropiados para ese tan importante, piensa en estos diferentes aspectos:

¿Dónde se va a celebrar la boda?
Si la boda se celebra en la playa o en un jardín, los tacones de aguja no van a hacer más que darte problemas: se hundirán, te tropezarás,... en ese caso será mejor que vistas bailarinas o sandalias, zapatos más convenientes para el entorno en que te encuentras. A la inversa, una boda en ciudad permitirá a las más fashion ponerse vertiginosos tacones de aguja.

¿Qué estilo de vestido llevo?
Seguro que has escogido un vestido porque su estilo te gusta y va con tu personalidad. Pues tus zapatos tienes que ir acorde con ese traje y así lo hará también contigo. La clave está en armonizar vestido y accesorios. Vamos a poner un ejemplo: un vestido de inspiración Siglo XVIII, con corsé, etc. requerirá un par de zapatos de estilo antiguo, con rienda, talones de 3-4 cm. un poco anchos,... ¡¡Debes ser perfeccionista hasta el límite!!

¿Cómo combino el par de zapatos con el color del vestido?
Si tu vestido es blanco, será difícil encontrar zapatos con el mismo blanco que el del vestido. Prueba con modelos de zapatos de cuero, rasos o de seda blancos o blanco hueso. Si tu vestido tiene color, tienes tres posibilidades: encontrar un par del mismo color o de los mismos tonos, jugar con el contraste o recubrir tus zapatos con el mismo tejido del vestido y teñirlos.

Y por último, más allá de la boda... ¿es el estilo de zapatos que te gusta diariamente? Es decir: ¿prefieres los zapatos abiertos o los cerrados? ¿te gustan puntiagudos o redondeados? Es importante confiar en tus gustos, porque ellos nos corresponden. Por ejemplo, si no te gusta que se te vean los dedos de pies, no uses unas sandalias aunque te cases en pleno verano! Siguiendo tu instinto es como te sentirás totalmente gusto el día de tu boda.