Es primordial comprender lo importante que es dormir con comodidad. Ya que esto impacta en tu rendimiento mental como físico.

Seguramente tus conocimientos en este campo no son extensos, pero no te atormentes: esta guía te enseñará todo lo necesario para hacer que tu cama sea lo más cómoda posible, y dormir más y mejor en el proceso.

¿Cuántas sábanas y cobertores necesitas?

Pues, debes tener al menos tres juegos de sábanas planas y ajustadas a mano, para que, mientras un juego esté en proceso de lavado, tengas a tu disposición uno para la cama, y otro adicional para un caso de emergencia.

¿En qué consiste la urdimbre del hilo?

Es el número de hebras por pulgada cuadrada de tela. Mientras mayor sea esta cifra, más suave será la sábana. Según los expertos, se debe buscar una urdimbre de al menos 200 o más, para mayor comodidad.

¿Con qué se fabrican las sábanas?

Se hacen con diferentes tipos de telas. A menudo consisten en una mezcla de algodón/poliéster, o el 100 por ciento de algodón. La combinación algodón/poliéster es menos propensa a las arrugas, y su precio es más moderado. Por su parte, las sábanas con 100 por ciento de algodón son generalmente más cómodas, pero tienden a arrugarse con facilidad.

¿Qué es el tejido?

El tejido de una sábana equivale a la forma en que se ha cosido. Una tela estándar consiste en alternar una puntada por encima, y una por debajo. Una de satén, por su parte, cuenta con cuatro puntadas por encima y cuatro por debajo.

¿Qué más necesito para vestir la cama?

Además de dos o tres juegos de sábanas, también necesitas tres fundas para cada almohada, una sábana ligera para el verano, una de lana para el invierno, unos volantes, un protector de colchón, y almohadas decorativas. También podrías desear un juego de sábanas blancas o marfil, así como un juego de colores sólidos que combinen con el cobertor.

¿Y qué hago con la habitación de invitados?

La habitación de invitados debe contar con dos juegos de sábanas, una para la cama, y otra de repuesto. También desearás dos fundas para cada almohada, un forro por almohada, una falda para cama, una sábana de peso para el verano y otra para el invierno, así como un protector de colchón, y un edredón/duvet/cobertor.