ALISADO PROFESIONAL
Ver Web
3013810318 - Bogotá
CEJAS PERFECTAS
Ver Web
5401408 - Bogotá
MANUEL PELUQUERIA
Ver Web
5338068 - Bogotá
ALVARO PEDRAZA
Ver Web
2157606 - Bogotá
EMIRO BUITRAGO
6045720 - Bogotá
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   
 

En tu boda lo primordial es que seas tú misma, hablando de tu maquillaje te lo volvemos a repetir. Pero en este caso lo que tenemos que conseguir es ser tú misma, pero súper radiante..

El día de la boda no es el mejor momento para cambiar de imagen o experimentar nuevas tendencias. Y es que las tendencias cambian rápidamente y puede que lo que pensabas ideal, el día de la boda no lo sea tanto. El conjunto del maquillaje deber ser similar al que buscas en un día de fiesta.  Es decir, algo más acentuado de lo normal y usando colores más intensos.

La piel es la primera que sufrirá y mostrará el estrés de los días previos a la boda. Para evitar tener mala cara, los días previos intenta dormir más que suficiente, come equilibradamente, bebe mucha agua, haz algo de deporte relajante, date un baño o recibe un masaje, opciones que te relajarán y te ayudarán a rejuvenecer la piel.

 

Para el maquillaje de la tez, es aconsejable trabajar con una intensidad dulce. El maquillaje de fondo debe ser ligero y fluido. Lo ideal es un color crema de acabado semimate o satinado. El anti-ojeras lo utilizaremos no sólo para camuflar las ojeras, también para dar un genial toque a la tez. Escógelo de un tono cercano a tu piel y aplícalo a pequeñas pinceladas bajo la mirada. Recúbrelo con una pequeña capa de polvos para difuminarlo.

Los polvos son indispensable para acabar con los brillos (grandes enemigos de las fotos), pero también para fijar el maquillaje y darle un acabado aterciopelado al conjunto. Escógelos compactos (más fácil de dosificar, modulable y práctica para los retoques), en el mismo tono que tu piel o incluso translúcidos. Los polvos demasiado brillantes tienden a "escarchar" la tez y resaltan los defectos.

También es aconsejable usar una máscara "waterproof" de larga duración. Ésta te será muy útil contra lágrimas y emociones. A la hora de definir las cejas, usa sombra y pincel, pero sin empolvarlas demasiado.

Para los labios, los tonos marrones o neutros causan un efecto "cara lavada" muy interesante en las fotos. Sobre esos tonos de base, añade un tono rosa o rosado más intenso. Cuidado con tu cara, debe tener el mismo tono que el resto. No extiendas la base de maquillaje por el escote, ya que seguramente manchará tu vestido. Evita también un maquillaje con un acabado demasiado nacarado: es menos duradero y en las fotos relucirá  demasiado.

Si contratas a un maquillador profesional (opción muy recomendable), debes hacer previamente varias pruebas, para evitar sorpresas de última hora. Llévale muestras e información sobre el traje y el estilo de la boda para que tenga más referencias.

Debes tener muy en cuenta a la hora de elegir una peluquería para tu peinado de novia que no todas están especializadas en ese tipo de peinados. Y es que el peinado de novia necesita experiencia. Infórmate bien previamente para saber si tu peluquero habitual reúne estas características y en caso contrario, no dudes en acudir a uno que sí la tenga.

No vayas predispuesta con un peinado que hayas visto en una revista o en internet. Tu pelo, tu vestido, tu tinte, el lugar donde te vas casar, etc. son factores que influyen en la elección del peinado, y puede que ese que tengas en mente no sea el idóneo para ti. Lo mejor es que una vez encontrada la peluquería ideal, hables allí de tus gustos y pidas consejos. Debes mostrarle tus proyectos ayudándote de catálogos o fotos, hablarle de tu vestido (con fotos si puedes), de la fecha de la boda,... y con todo eso tendrá suficiente información para saber qué peinado te conviene. La opinión de tus amigas puede ser muy útil, aunque si no son de gustos similares puede ser contraproducente.

Pero aquí no acaba todo. Antes de llegar al día señalado, hay todavía mucho camino que recorrer. El peluquero y tú tienen que concertar una cita previa (con suficiente antelación) para probar el peinado elegido y posibles variantes. En esos ensayos, no dudes en sacarte fotos con el fin de visualizarlo mejor, obtener la opinión de tus amigas o de tu familia. Si el primer ensayo no te satisface del todo, no dudes en hacer otro o, incluso, en cambiar de peluquería. El peinado, al igual que el vestido, es importantísimo y debes sentirte bien y verte perfecta con él.

 

Tu peinado será un elemento importantísimo de tu belleza el día de tu boda. Por eso es imprescindible acudir a una peluquería profesional y 100% calificada y experimentada. Debes elegirla con mucha antelación, al menos tres meses antes del día de la boda. Existen multitud de accesorios que ayudarán a realzar tu peinado: pétalos de flores, perlas, cintas, plumas,... No dudes en hacer diferentes ensayos (uno de los motivos por el que debemos encontrar con mucha antelación la peluquería) y seguir los consejos del peluquero.

 

Sea cual sea el estilo que elijas, sea clásico, a la moda, distendido,... el peinado debe estar en armonía con tu cara, tu vestido y tus accesorios. Lo importante para acertar con el peinado de la boda es tener mucho gusto y no querer cambiar radicalmente. Al igual que tu vestido o tus zapatos, tu peinado debe ser natural, adaptarse a ti y a tu personalidad.

El recogido: el estilo ideal
Para las chicas que tienen el pelo largo, el recogido no pasa de moda y es un estilo que usan los más grandes peluqueros profesionales del mundo. Es cierto que es un peinado clásico, pero también es glamuroso y sofisticado. Es el peinado ideal para valorizar la nuca de la mujer y para afinar los rasgos. Realza el escote del vestido. Los recogidos bajos pueden equilibrar también ciertos problemas físicos. Es, además, muy grácil y elegante.

El velo es un accesorio clásico, de una belleza suprema y siempre de actualidad. Sea del modo que sea, en encaje o tul, corto o largo, es el binomio ideal del recogido.

Cabellos cortos

Si la novia tiene el pelo corto, tendrá que elegir con suficiente antelación entre varias posibilidades: preverlo y dejarse crecer el pelo lo máximo, hacerse mechas o una coloración, rizos, realizar un corte moderno (sus resultados en ocasiones son asombrosos). Si la idea del recogido te gusta y no tienes el pelo suficientemente largo, siempre puedes optar por unas extensiones de pelo. Éstas suelen requerir dos días para fijarse perfectamente.

Pero siempre se debe elegir en función del vestido que se vaya a llevar. Para ello la opinión del experto peluquero es esencial.

Ideas de peinado

Boda solemne: recogido del siglo XVIII, alto, cuadrado y alisado.

Matrimonio tradicional: recogido formal, impreciso o despeinado, cerrado engastado de flores, velo con encaje.

Matrimonio original: recogido glamoroso, excéntrico, mechas en cinta, maquillaje acentuado y original.